Saltar al contenido

Beneficios de una ducha fría

ducha fria beneficios

¿La idea de entrar en una ducha fría hace que se estremezca tu columna?

Según la ciencia, hay más de un puñado de beneficios para la salud al enfrentar el factor frío. Las duchas frías pueden ser vigorizantes, curativas e incluso mejorar la salud hormonal.

Las personas han usado duchas frías durante siglos, a veces por su efecto terapéutico.

Los científicos han encontrado evidencia que muestra cómo el agua fría puede promover la salud.

8 beneficios para la salud de una ducha fría

1. Sistema inmunológico mejorado

Los expertos dicen que tomar una ducha fría tiene el poder de aumentar el recuento de glóbulos blancos, del tipo dedicado a combatir las enfermedades.

Curiosamente, es posible que el contraste entre el frío y el calor no impidiera que las personas se enfermaran.

Si bien se cree que las duchas frías mejoran el recuento de glóbulos blancos, también pueden ayudarlo a sentirse renovado y alerta cuando está enfermo.

2. Aliviar los síntomas depresivos

La hidroterapia es una alternativa holística a la medicina para aliviar los síntomas moderados de depresión.

El agua fría que golpea la piel actúa como una forma de terapia de choque suave de baja intensidad en la corteza sensorial, enviando millones de impulsos eléctricos ultrarrápidos al cerebro.

La mancha azul dentro de su cerebro se activa, lo que crea una liberación creciente de noradrenalina.

Como resultado, su cabeza puede volverse más clara, aumenta el estado de alerta y siente un fuerte impulso de energía.

Las endorfinas, también conocidas como hormonas para sentirse bien, se liberan en el torrente sanguíneo, lo que puede mejorar su sensación de felicidad y bienestar.

Encontrar el tiempo para cinco minutos de hidroterapia, dos o tres veces por semana podría ser suficiente para beneficiar los síntomas depresivos.

3. Aumento de la atención plena

Todos sabemos que podríamos ser más conscientes y pensar que una ducha fría es el lugar perfecto para ello.

Muchas personas practican la atención plena durante las duchas frías, ya que la temperatura les ayuda a mantenerse en el momento.

También presenta una oportunidad para concentrarse en su respiración, ya que las respiraciones lentas y profundas ayudan a mantener su cuerpo caliente.

El contraste entre frío y calor te permite concentrarte realmente en notar el cambio de temperatura.

Un ayuno de cinco minutos de resfriado continuo puede ayudarlo a centrar sus pensamientos en medio de su rutina matutina habitual.

4. Reducción del dolor

Si sufre de dolor, hinchazón o edema, entrar en una ducha fría podría ofrecerle alivio.

Los vasos sanguíneos al contacto con el agua fría, hace se contraigan y reduzcan la hinchazón. También podría ralentizar la velocidad de las señales de impulso nervioso.

Cuando los nervios no pueden transmitir estas señales con tanta rapidez, puede resultar en una percepción menos intensa del dolor.

5. Mejor recuperación deportiva

Los baños de hielo son populares, las mejores estrellas del deporte del planeta dan el paso y, según un gran metanálisis de 2018, son una de las mejores herramientas para acelerar la recuperación deportiva entre sesiones.

Pero, seamos sinceros, los baños de hielo no son ni baratos ni convenientes. La mayoría de nosotros tenemos acceso a una ducha todos los días, pero una bañera llena de agua helada es un tramo.

Afortunadamente, el agua fría que se bombea en nuestro baño aún puede ser beneficiosa.

Dejar su equipo y lanzarse a una ducha fría inmediatamente después del ejercicio puede hacer maravillas para la recuperación.

Cuanto más rápido se enfríe su cuerpo, más rápido podrá solucionar otros factores.

El agua fría hace el trabajo de enfriar su piel, por lo que su sangre puede ser redirigida hacia estaciones más vitales.

Puede transportar nutrientes por todo el cuerpo más fácilmente y debería sentirse más lleno y con más energía más tarde en el día.

6. Circulación mejorada

ducha fria

Las duchas frías también pueden mejorar la circulación.

La exposición al agua fría causa vasoconstricción, también conocida como endurecimiento de los vasos sanguíneos.

El corazón es un músculo y, como todos los demás músculos de su cuerpo, puede adaptarse para satisfacer las crecientes demandas que se le imponen.

La presión constante para conducir la sangre a través de los vasos estrechos la hace más fuerte, al igual que sus bíceps se vuelven más fuertes al levantar un peso pesado.

Además, debido a que la sangre debe bombearse más rápido para transportar el oxígeno necesario para aumentar la temperatura corporal, las duchas frías también aumentan la circulación a corto plazo.

La circulación mejorada puede ofrecer una gran cantidad de beneficios para la salud. También ayuda al rendimiento y la recuperación del ejercicio.

7. Testosterona aumentada

La testosterona es la hormona que cumple con roles en todo, desde la construcción de músculos hasta la salud mental, mantener niveles saludables es clave para el bienestar de un hombre.

Se dice que las duchas frías mejoran la testosterona al instigar la liberación de la hormona luteinizante, que luego viaja desde la glándula pituitaria, para desencadenar la producción de testosterona en los testículos.

Sin embargo, si está buscando formas efectivas de aumentar la producción de testosterona, es probable que el ejercicio, la reducción del estrés y una dieta bien equilibrada sean más beneficiosos.

8. Mejora del metabolismo

Dar la vuelta al grifo de la temperatura podría tener el efecto contrario en su metabolismo.

Las duchas frías pueden aumentar la activación de la grasa y la cantidad de calorías que se queman para mantenerte caliente.

No se recomienda que use duchas frías como su único plan para perder peso, siempre debe combinar con ejercicio y una dieta restringida en calorías para obtener los mejores resultados.

Cómo hacerlo

Ahora que tiene los hechos, se ha comprometido a enfrentar el factor frío. Pero, como casi todas las personas del planeta, la idea de saltar a un chorro de agua helada hace que se te erice la piel.

Las temperaturas de alrededor de 20 grados Celsius y justo por debajo de ellas parecen ofrecer algunos de los mejores beneficios. Tampoco debería necesitar media hora entera de inmersión para obtener recompensas; de cinco a quince minutos debería ser suficiente.

La terapia de contraste, cambiar de calor a frío, parece ser extremadamente beneficiosa.

Por lo tanto, comience con la ducha a su temperatura cálida habitual y vuelva a cerrar el grifo después de unos minutos para que ahora reciba agua fría.

ducha fria testosterona

Concéntrese en su respiración y permanezca bajo la corriente fría durante 30-90 segundos. Después de su breve período de frío, vuelva a subir la temperatura para empapar su cuerpo con agua tibia nuevamente.

Enjuague y repita después de unos minutos más en el calor.

Eventualmente estarás lo suficientemente acondicionado como para pasar más tiempo bajo el chorro de agua fría.

A veces, tomar una ducha fría puede consistir más en enseñarle a su cuerpo a respirar correctamente y disfrutar el proceso, más que aguantar el frío.