Saltar al contenido

Ernestine Shepherd: Antes y después de la Culturista de 84 años

abuela-culturista

Ernestine Shepherd es una culturista estadounidense, acreedora al título de la fisicoculturista más antigua del mundo en el Libro de los récord Guiness en 2010.

Todo empezó cierto día junto a su hermana Mildred Blackwell. Antes de sus vacaciones, en el momento de probarse los trajes de baño, se dieron cuenta que estaban fuera de forma. Ese instante fue el inicio de lo que después sería una impresionante transformación. Sin tener conocimiento de entrenamiento físico, las hermanas optaron por tomar clases de aeróbicos.

En la búsqueda de un estado físico agradable y un estilo de vida saludable, encontraron las pesas y se convirtió en su pasión. Desde la edad de 56 años, corrió 9 carreras atléticas de 42 km (maratón) y ganó dos títulos de culturismo.

En el año 2016 publicó su libro: “Determined, Dedicated, Disciplined To Be Fit”

¿Cómo es un día en la vida de Ernestine?

ernestine shepherd antes y despues

Esta singular culturista se levanta a las 2:30 am, antes de realizar cualquier actividad reza, Posteriormente, come un desayuno alto en proteínas y sale a correr 16km, luego dedica su día a motivar y enseñar la pasión por el Fitness en un gimnasio de su localidad.

¿Cuál es su mayor objetivo?

Ernestine-Shepherd

Compartir su aprendizaje como instructora. Demostrar que la edad es solo un número y que nunca es tarde para empezar.

Pila de suplementos recomendada

A pesar que no tenemos el dato exacto de la cantidad de suplementos que ingiere al día, lo más probable es que esta abuela Fitness se mantenga en forma con estos suplementos deportivos:

Datos curiosos de Ernestine Shepherd…

Ernestine Shepherd a la edad de 84 años no toma ningún medicamento. Ella relata que nunca ha sufrido alguna lesión y que su salud es fenomenal, no padece dolores ni molestias musculares.

Su mayor inspiración es Sylvester Stallone, esta abuela culturista se considera la fan número uno de ‘Rocky Balboa’.

Además, considera que llegar a ese estado es importante el apoyo familiar. Ha revelado que el secreto de su longevidad y bienestar físico radica en las manos de su esposo. Durante todo el tiempo que Ernestine pasa en el gimnasio, él ha sido el artífice de llevar al ‘pie de la letra’ su dieta, que principalmente consiste en porciones de arroz, distintas preparaciones de pechuga de pollo, avena, huevos cocidos, frutos secos, verduras y una buena cantidad de agua.

El cuerpo humano es una máquinas perfecta que con el cuidado adecuado se puede mantener joven, así lo demuestra esta abuela culturista que tiene una largo camino por recorrer.