Saltar al contenido

Supercerebro para Perder Peso y no volver a ganarlo jamás.

perder peso obesidad

En una sociedad donde cada persona consume más de 70 kg de azúcar al año, toneladas de comida rápida y estamos abarrotados de productos que prometen cambios milagrosos e instantáneos. Tenemos como resultado a más de una tercera parte de los estadounidenses con sobrepeso y más de una cuarta parte tienen obesidad. ¿Qué está haciendo mal el cerebro?

Tener sobrepeso es más que una enfermedad: comes, subes de peso, tu imagen de ti mismo empeora, te sientes mal, sientes culpa y la única forma de controlarte es atragantarte con más y más comida.

Usa tu cerebro antes de que tu cerebro te controle a ti.

El helado o los deliciosos cortes de carne no son adictivos, entonces ¿Cuál es el problema?

Las decisiones son consientes pero tus hábitos no

Según los expertos, la gente engorda por las siguientes razones:

  • Autoestima bajo.
  • Imagen propia distorsionada.
  • Historial de obesidad familiar.
  • Predisposición genética.
  • Malos hábitos alimenticios desde edad temprana.
  • Mala calidad de comida: comida rápida, alimentos procesados o con aditivos y conservantes.
  • No consumo de alimentos frescos.
  • Obsesión por alcanzar el cuerpo perfecto.
  • Dietas constantes y efecto rebote.

Una dieta fallida inicialmente provoca frustración. Luego, una etapa de confusión y finalmente a una descontrolada depresión. La presión nubla la mente y no reconoces entre hábito y hambre.

¿Cómo puede el cerebro modificar estos hábitos?

Debemos declarar la tregua a la gordura y a su sádico comandante, la grelina, “la hormona del apetito”. Esta hormona aumenta en un 20% y provoca que el 99.9% de las personas recuperen peso en menos de 2 años.

El hipotálamo es el responsable de regular el metabolismo corporal. Una persona que pierde peso su cuerpo trabaja extra para recuperar su peso perdido. un desequilibrio que debe controlarse.

Un desequilibrio en las conexiones cerebrales es consecuencia de la repetición de patrones negativos. A causa de esta repetición se debilitan las conexiones de la toma de decisiones racionales y se fortalecen las conexiones de comportamiento impulsivo.

La persona que pierde peso no necesita un cerebro nuevo, un mejor metabolismo o “pócimas mágicas”. La fórmula secreta está en restablecer el equilibrio mental para luego equilibrar todo lo demás.

supercerebro para perder peso

La homeostasis o equilibrio mental.

El equilibrio mental más conocido como homeostasis se restablece cuando somos capaces de tomar decisiones por nosotros mismos. Como cuando comes porque te da hambre y no para cubrir un vacío emocional.

El cerebro tiene un control dual. Opera en automático, pero si se le educa para que trabaje de forma deseada, la voluntad toma el control. La voluntad no es equivalente a la resistencia,

Conciencia para la pérdida de peso.

  • Pelear consigo mismo es un error.
  • Deje de contar la cantidad de calorías.
  • Elimine por completo los alimentos light, son un autoengaño.
  • Reestablezca el equilibrio en áreas desequilibradas(emociones, estrés, sueño).
  • Alcance un punto decisivo.
  • Deje que su cerebro se encargue de reestablecer su equilibrio físico.

Es posible cambiar un hábito solo cuando se sienta la urgencia de hacer algo al respecto y no obligarse a tener nuevos comportamientos. ¿Tiene hambre o está calmando lo que siente? Cuando sea consiente de contestar esta pregunta no volverá a recuperar peso nunca más.